Cali, Colombia Sábado, 20 de Abril de 2019

'Romaña', condenado a 36 años de cárcel por toma a Venecia, Cundinamarca

Compartir

martes, diciembre 22, 2015

Un juez especializado de Cundinamarca condenó a 36 años de prisión al comandante de las Farc Henry Castellanos Garzón, alias ‘Romaña’ por su participación en el asesinato de cuatro personas durante la toma guerrillera al municipio de Valencia (Cundinamarca) registrada el 9 de mayo de 1997.

 

‘Romaña’, quien hace parte del grupo de negociadores de las Farc en el proceso de paz, habría comandó el ataque a la población en el que participaron más de 100 hombres de los frentes 25, 53 y 55. En la acción asesinaron al agente de la Policía, Luis Abel García Pachón y el gerente del Banco Cafetero, Carlos Eduardo Mogollón Castro.

 

Éste último fue ultimado cuando se rehusó a abrirle la bóveda de seguridad de la entidad a los guerrilleros. Posteriormente los subversivos se dirigieron a la casa en la que vivían los hermanos Julio Cesar y Martín Alfonso Figueredo Hernández.

 

Tras acusarlos de ser colaboradores e informantes del Ejército fueron asesinatos con tiros de gracia en la vía pública. En la toma guerrillera fueron saqueadas las sedes de las entidades financieras, la Caja Agraria y el Banco Cafetero. Igualmente se destruyeron inmuebles públicos y privados.

 

Para el despacho judicial la toma al municipio no puede enmarcarse dentro de los actos de rebelión de dicho grupo guerrillero puesto que se trató de una acción dirigida a resaltar sus actos rebeldes. Se advierte que el gerente del Banco Cafetero fue sometido a torturas, prueba de esto las cortadas con arma cortopunzante que se le practicaron sobre su humanidad.

 

Debido a esto se le ordenó al comandante guerrillero el pago de una multa como indemnización económica para los familiares de las víctimas. Esto como reparación de los perjuicios morales “en consideración al dolor de sus familiares por su muerte violenta y las repercusiones negativas”.

 

'Romaña' y Yesid Aguilar Garzón, alias 'Abel Garzón' fueron sentenciados por su responsabilidad en el delito de homicidio agravado.

 

 

 

 


Fuente: El Espectador.

Mail

reel

pqrs